13

Día 13. Me la pasé dormida casi todo el día, ni el café me ha mantenido despierta. Otro domingo sin entrenar, otro domingo que veo las fotos de tío Luis, Maira y Sam entrenando en Guadalajara con La Minerva de fondo, siento tanta nostalgia. Por otro lado, me alegra mucho que ya casi los veré. Sé que platicaremos, reiremos y vamos a celebrar las muchas cosas lindas que nos han pasado a todos en este tiempo que hemos estado entrenando. Sinceramente escribir esta nota a casi doce de la noche me hace sentir como cuando entreno sin ganas, solo por cumplir, por disciplina, pero ya está. Sé que es corta, sé que no digo mucho, que tal no diga más que lo que ya he dicho antes, pero ya está.

Flojerometro: Flojo y mocoso 🤧

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

Foto de @wolf_pher

14

Día 14. A las 8:37pm estoy echada en el sillón con una bolsa dónde pongo mis pañuelos desechables, una tira de pastillas, mi termo de agua, el perro junto a mí y en la televisión La casa de papel. Me siento tan cansada por los sintomas de la gripe.

Estoy en pijama y a dormir. Nada exitante para un sábado por la noche, pero ¿Qué le vamos a hacer?

Florejometro: Mocoso 🤧

15

Día 15. Post cumpleaños y estoy que ardo, en serio. Por más que me he cuidado mi salud resulta que me dio gripa. Justo el día de mi cumpleaños me levanté con la garganta cerrada, mocos y fiebre ¿Qué pasó? Pues entre muchas cosas que se me ocurren, la verdad es que mi reflexión es: Ni pedo, ajá, así como lo leen. Desde ayer estoy con moco, hoy evolucionó a flema (ya sé, no es nice, ahora imagínense la cara del señor Urbina cuando le mandé la foto de mis mocos jeje) Abrí los ojos y yo así de “Es mi cumpl… cof cof cof” y pensé “NOOOOOO” Estaba sudando, con el cuerpo cortado y así y todo me debatí entre ir a la oficina o quedarme en casa y cuidarme, me fui por la segunda. Sinceramente me sentí muy mal. Mis compañeros me habían arreglado mi escritorio, bien boniiiiiiito 😭 Miss. Di, me mandó una foto (abajo 👇) Me aguité, pero pus ya no podía hacer nada. Me quedé en casa, trabajé en pijama poniendo todo mi esfuerzo para sentirme bien, era mi cumpleeeee 😊 ya dieron las 4pm y me arreglé con todo y mis mocos. Invoqué a los dioses del maquillaje y salí a cenar con todos los integrantes del Albergue.

cumple

 

Este cumpleaños la pasé muy lindo, recibí muchos regalos con mucho cariño, detallitos muy lindos, mensajes hermosos. Puede que las condiciones no hayan sido las esperadas y que tal vez, sólo tal vez, raye en el límite del optimismo como me dice el Maestro, pero la neta es todo depende cómo se tome uno las cosas. Ya sé que pude quejarme y así, pero neta, neta, neta mi fortuna es mayor que el mocoso malestar. Ahora mismo hasta Cirilo está apapachándome mientras decido si me limpio las gotas de sudor por la fiebre o los mocos, difícil decisión.

Mi entrenamiento estuvo suspendido esta semana también, pero hoy es viernes y como todos los viernes, me dormiré temprano, o sea ya je je eso sí después de tomar mi vitamina C, esta vez recetado por doña Marimar 💖

 

 

Flojerometro: Hello again, Vitamin C 🤧 Antibiotic, I am afraid of you 😨

 

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

 Foto de @wolf_pher

 

 

 

 

16 – MI CUMPLEAÑOS 🎂

Día 16.

8 DE AGOSTO 😀

¡EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEES MIIIIIIIIII CUMPLEEEEEEAÑOOOOOS!

¡Estoy tan feliz, tan feliz, tan feliz! Un año más que decido estar aquí en este mundo maravilloso. Me siento tan afortunada, tan bendecida. He pasado por muchas cosas, sin ser dramática, pero ajá. En la vida de todos hay momentos en los que nos dan ganas de morir y yo no soy la excepción. Hace dos años sentí muchas ganas de morir. El año pasado, 15 de agosto de 2018 quise morir de verdad, pero como siempre sucede hay ángeles disfrazados de personas. Ese día recibí una llamada de uno de ellos, Daniel Mallinder, estuvo conmigo al teléfono largo rato escuchándome llorar hasta que me quedé dormida. Cuando desperté, leí los mensajes que yo había escrito y sentí mucho miedo “Soy potencial suicida” me dije. En esos mensajes Danny me sugería ver a una terapeuta, esa recomendación ya me la habían hecho antes otros amigos, pero yo en mi mood de #YoPuedoConTodo me negué. Sin embargo, después leer aquellos mensajes dije “Nan, you need help” Así fue como entró al cast de mi vida mi adorada Cucú (Clara Cortes) que me recibió con su sonrisa perfecta y yo in tears, pero neta in tears. Dos visitas por semana durante cuatro meses en las que había veces que no tenía idea de qué estaba haciendo ahí al hablar de mí, de mi pasado, de mi futuro y del presente ni sus lights, pero bueno yo iba a la Cucúsesión muy aplicada los lunes y los viernes. Fue por ahí de enero de 2019 que las Cucúsesiones se redujeron a una vez por semana en las reía, lloraba y volvía a reír y a llorar de ida y vuelta a ese consultorio. Recuero que había días en los que tuve que regresarme caminando a casa desde Providencia con lluvia o muriéndome de frío, sobre todo en diciembre porque no tenía dinero para el Uber y esperar el 258A era como esperar a Godot.  Hoy no sólo estoy viva, estoy feliz y celebrando, queridos lectores, la edad que no les importa y la que no les voy a decir por una razón muy simple, nomás no me da la gana. Es común que cada que alguien cumple años se le someta a la pregunta “¿Cuántos cumples?” y después de responder viene el comentario, siempre inoportuno “Te ves más joven” o “Te ves más grande” o sea, ya de por sí es invasivo preguntar algo tan personal como para terminar por darle en la super madre (ajá escribí una mala palabra, supérenlo) con comentarios fútiles e innecesarios. He mencionado antes que todo es una decisión, el amor, la amistad, la vida misma. Vivir es un acto de valentía constante, de afrontarse con miedo, con vergüenza, con lágrimas, con el suspiro que a veces se medio atora en el pecho, pero que si se le echa tantitas ganas más termina por salir pestilente de esperanza, por favor, desde esta trinchera les suplico que dejen de hacer la pregunta, y obvio el comentario sobre el aspecto. Celebremos la vida, no un número y mucho menos la apariencia. Celebrar el cumpleaños es celebrar la vida, celebrar una decisión valiente que si hace en consciencia, pues mucho mejor ¿Verdá?

Cuando alguno de mis amigos o gente cercana a mí cumple años, le agradezco por nacer y por estar en mi vida. Hoy me doy las gracias a mí, no sólo por nacer; sino por quedarme en mi propia vida de manera consciente y  presente. La neta está bien bonita mi vida 😁 Y se va a poner mejor 😉

 

Flojerometro: Cumpleañero y celebrador 🎁🎊🎉✨🎈🎂

 

 

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

Foto de @wolf_pher

 

 

 

 

 

17

Día 17. Ya casi es mi cumpleaños y ¿qué dijeron? “esta vieja ya no escribió nada, abortó la misión y el reto de su conteo” Pues, para nada, sépanse que nunca abandono ningún proyecto. Una vez que me involucro en algo, lo hago hasta que lo termino. No importa la hora, el cansancio, los compromisos o las vaniactividad (ajá acabo de inventar esa palabra) Sucede que hoy me levanté a las 4:30am, medité, salí de casa hacía la oficina (hoy sí me tocaba ir jeje) salí a las 4pm, fui por un café con Don Urbina, me dio tanto gusto verlo, luego… Me fui corriendo a arreglarme las uñas, sí, me encanta arreglarme las uñas, es una de vaniactividades favoritas, de hecho, es así como la única, pero ahora que vivo en Albergue y acá el estrógeno está a todo lo que da entre Marimar, Jesucrista y July, estoy aprendiendo mucho más y… me gusta 😎 Luego de comer/cenar cinco huevos con salchichas, sí, es mucho y como los comerciales de L´oréal “Creo que lo valgo” Además de que pasé más de dieciocho horas de ayuno, estoy en Dieta Keto 💪 Después de cenar, July me invitobligó a ver la segunda parte de Descendientes mientras Marimar me aplicaba acupuntura en mis pezuñitas, pero volviendo al tema de la constancia y así. Escribir esta nota me hace sentir como en los días que no tengo ganas de entrenar, me da sueño, pienso “y si me quedo, me duermo y me relajo” La verdad es que ni me relajo, ni me duermo. Una vez que me pongo los tenis y salgo, ya no hay vuelta atrás. Luego de entrenar me siento mejor, físicamente obvio, sin embargo, mi paz mental es priceless, les juro. Puedo llegar a ser persecutoria, entonces mejor me ando con cuidado conmigo misma. Y ahora que lo pienso, no manches hice un montón, la pasé genial, amenidades, amigos, Amo, terapia, escritura… Un día hermoso.

Antes de cerrar esta nota quiero agradecer a Rollito (Axel Macías) esta foto, me encantó recibirla, ver los libros y no pude evitar sentir poquita nostalgia de la librería que dejé en Guadalajara, pero bueno, ya mañana es mi cumpleaños y prefiero tener la mente en paz para mi súper celebración que serááááááá, no sé, la neta no sé, pero será maravilloso y estará llena de amor.

 

Flojerometro: Vanidosamente satisfecho 💅

 

 

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

Foto de @wolf_pher

 

 

18

Día 18. Este día empezó súper bonito. Pude salir a la oficina. Viaje en metro, esta vez a las 6am, sorprendente que no va taaaaan vacío como esperaba. Llegué a la oficina sólo para encontrarme con la sorpresa de que hoy me tocaba hacer Home Office, o sea trabajar desde casa 😜 Me sentí como la típica niña en la escuela que no revisa el horario, me causó gracia y me regresé a mi al Albergue, la onda del Home Office es que o cabemos en la oficina, total que me paseé muy a gusto y me dio gusto ver a algunos de mis compañeritos.

Mis pies están más sanos y todo gracias a los cuidados de doña Marimar, excelente acupunturista y además tiene como varios poderes, entre ellos la paciencia, la ternura y el cuidado que pone en sus pacientes y amigos, tengo la enorme fortuna de ser las dos 🙌 y tiene los dientes bien bonitos 😍 Bueno total que mis pasitos ahí van ellos muy firmes.

Hoy pude entrenar fuerza nuevamente, sin embargo, podré correr hasta la siguiente semana. Cada día he realizado una reflexión de esta cuenta regresiva y hoy la reflexión es que soy muy afortunada en todos los aspectos de mi vida. Me siento muy feliz, muy cansada por la levantada a las 4:30am que valió la pena, eso sí, pero ya estoy que muero de sueño y Cirilo está exigiendo mis amores con su patita justo en la “A” dando de coletazos, así que hasta mañana.

 

Flojerometro: Disciplinado, gatuno y casiiii cumpleañero (8 de agosto) 💪🐱🎂

 

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

Foto de @wolf_pher

 

19

Día 19. Día de chicas, día de compras, día de deseos, un día tan bonitooooo. Pude caminar, entrenar fuerza sin dolor. Sin duda ser paciente en esta rehabilitación ha sido muy bueno.

Hoy en un día que inició muy temprano y termina igual… primero lavo los trastes al ritmo de Descendientes con “Don’t you wanna be evil like me” 😈

Flojerometro: Feliz 🌞🌛

20

Día 20. Este domingo es el primero en mucho tiempo que no salí a correr, me tocaban 30K. Me levanté sin despertador, raro para mí. Aunque ya doña Marimar me dio casi de alta y pude salir a caminar. Los pasos, como todos los primeros pasos, me fueron inseguros por un parte de Polanco. Ese lugar es hermoso. Después de

unos minutos de pasear por ahí y energizar el tipo de vida que deseo, me senté en un Starbucks a escuchar el libro del día. Un transbordo en el metro de la Ciudad de México, me llevó a otro y estoy en una librería de Miguel de Quevedo. Huele a libros, obvio, huele a nuevo, huele a miles de historias que quiero leer… Hoy me llevo dos, me adelanto dos regalitos de cumpleaños y me pienso si me llevo un tercero.

Flojerometro: Lector 📖🤓

21

Día 21. Por fin pude subirme a la elíptica, pude realizar mis ejercicios de rehabilitación sin dolor, eso sí cuando bajé sentí un dolor como piquete en el talón derecho. Ese pie todavía está sensible, mejor, pero sensible. Por otro lado, sigo emocionada y conmovida por el artículo que escribió Fabio Ornelas, mi entrenador 😎 Los que los leyeron con todo y que estaba en portugués ✔ y los que no ❌ je je no se crean, les cuento poquito. De lo que habla Fabio en ese artículo es de cómo ha sido la experiencia de entrenarnos para el maratón de CDMX a tio Luis, la Abogasnter y a mí a distancia, él se encuentra en Brasil y nosotros en México. Fabio menciona las razones por las empezamos a correr cada uno. Para mí fue muy revelador porque, aunque ya medio sabía lo que a cada uno de nosotros lo movió para levantarse a correr, pero leerlo en las palabras de alguien más fue conmovedor. Al leer el artículo de Fabio, me acordé de mí hace un año, justo después de mi separación matrimonial. Estaba tristísima. En aquel momento ya había corrido mi primer medio maratón en Guadalajara con Alexandra, Hugo y yo todavía estábamos juntos. Una semana después le pedí el divorcio, seis días antes de nuestro sexto aniversario se fue de casa y en aquel vacío físico y emocional lidiaba yo con mi tristometro.

Hacer ejercicio siempre me llenó de satisfacción, pero correr creo que es una de las muchas actividades que me salvó la vida en aquel momento. Al salir de trabajar iba a mi casa, me cambiaba de ropa y salía a correr con ese sol tremendo de Jalisco. Durante la semana de trabajo era más fácil para mí lidiar con la separación; sin embargo, los fines de semana era hoooooorrible. Yo decía que tenía el trauma del fin de semana. Mientras todo el mundo anhelaba que llegara el viernes, yo lo temía, me entraba una especie de angustia, de ansiedad que me costaba respirar, sabía que estaría sola; o sea no es que cuando estaba casada no lo estuviera, de hecho, esos eran los días en los que Hugo se iba de fiesta y como la canción, me daban las diez, las once esperando al tipo que no llegaba, cuando le llamaba por teléfono no me contestaba. El punto acá es que ese comportamiento me colocaba nuevamente en la posición de abandono. Cuando era niña mi papá decía que nos llevaría a pasear a mi hermana y a mí. Ilusionadas nos arreglábamos, nos sentábamos en la banca del patio de la casa de mi abuela y ahí nos daban las diez y las once y de Don Lino ni sus lights. Volver a sentir esa sensación de abandono a una edad que, según yo, ya no correspondía me provocaba un dolor tremendo. Cuando inicié las sesiones con mi Cucú, lo hice en viernes para tener algo así como un distractor a mi dolor, luego los sábados veía a Alex, mi pupilo y los domingos corría con Tío Luis y cuando me di cuenta el terror que le tenía a los fines de semana se convirtió en un disfrute.

En este momento que relato esa experiencia, me parece que lo más doloroso para mí es que sin ser niña, me llegaba a sentir así, indefensa y abandonada, primero por mi madre (otra historia) luego mi papá y para terminar mi marido en turno. Lo pongo así porque pienso volver a casarme para nada me siento una víctima, ni estoy resentida con la Vida, ni con el Amor, eso existe y es bien bonito. La próxima vez que me case, quiero que sea bien bonito porque la primera vez ni me quería casar, ni fue bonito, me refiero al acto per sé. El día de mi casamiento me vestí de verde, la oficina estaba horrible, un sillón roído de fondo, un bote de yogurt hizo de florero con unos claveles marchitos, en serio que cuando uno no quiere ver las cosas, simplemente no las ve. Ese día me acuerdo que ni podía respirar, estuve a dos de decir “mejor no” pero ya había firmado. Les cuento. La secretaria de la delegación dijo “Firmen estás hojas” yo firmé mientras consideraba decirle a Hugo “Oye y si mejor lo pensamos más” cuando terminamos de firmar la misma secretaria nos dijo “pues ya están casados, nomás pasen con el juez para que sea como oficial” yo tragué saliva y pensé “En la madre…” estaba sumamente nerviosa, estaba casada y ni supe. Ya sé que como lo estoy poniendo suena medio “¿qué pex con esta vieja?” No puedo mentir, me refiero a mentirme más, las cosas fueron así. Yo no quería casarme, yo quería un compañero, un cómplice, un amigo, yo quería tener una familia, no quería estar sola, esa es la verdad, como Niurka, es mi veldá. Casarme con Hugo ha sido la primera mejor decisión que he tomado en la vida. La segunda, separarme de él. Hugo fue un gran maestro de vida para mí, me mostró lo más profundo de mí, eso que nunca se quiere ver, pero existe. Agradezco a la Vida por el aprendizaje y porque en este momento me alegra entender la belleza en la frase nada es para siempre… y que bueno gooooooey.

Flojerometro: Agradecido 🙏🙌

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

Foto de @wolf_pher

22

Día 22. A esta cuenta regresiva, me doy cuenta incluí ya mi cumpleaños, sin intención ¿me creen? Si contestaron que no, hacen bien. Mi cumpleaños, como ya he dicho, me emociona muuuuuuuuuucho, me siendo como dice mi buena amiga Gladys “el ombligo del mundo” y hoy a seis días del ocho de agosto, me siento como chícharo en olla porque me compartieron el artículo que escribió de mi entrenador, oooooobvio tengo  un entrenador y está en Brasil, es maravilloso, se llama Fabio Ornelas y desde Brasil se ha encargado de nuestro entrenamiento para hacer nuestro papel en CDMX el próximo 25 de agosto.

Fabio llegó a mi vida a través de Marcelo Udo, quien nos enviaba los entrenamientos desde que iniciamos la preparación para correr el medio maratón de 2018 y ahí empezó todo para la preparación del maratón. Es entrenamiento a distancia, el cual es cada vez más frecuente y la verdad es que no se las voy a hacer de emoción, aquí el artículo, está en portugués, entonces por fi póngalo en el Google translate por aquello de las dudas lingüísticas. Aquí van a ver las caritas de los personajes de los que tanto hablo en este bonito espacio, entonces… ya ni se las hago de emoción y aquí les dejo a don Fabio Ornelas con Entrenando a mexicanos a distancia para el maratón de CDMX  como ven no hay pretexto.

 

 

Flojerometro: En celebridad 😎

 

Los invito a que se suscriban al sitio locorrectodeloincorrecto.com

Instagram @nan_oviedo

Foto de @wolf_pher